Préstamos rápidos online, una radiografía

a una de las alternativas de financiación más populares

Obtener financiación inmediata es uno de los desafíos más habituales a los que, cuando surge un imprevisto, tenemos que enfrentarnos. Tanto a nivel profesional como con carácter personal, son muchas las situaciones que pueden presentarse que van a exigir de nuestra mejor condición económica para poder afrontarlas con garantías. No obstante, no siempre es el […]

Obtener financiación inmediata es uno de los desafíos más habituales

a los que, cuando surge un imprevisto, tenemos que enfrentarnos.

Tanto a nivel profesional como con carácter personal, son muchas las situaciones

que pueden presentarse que van a exigir de nuestra mejor condición económica

 para poder afrontarlas con garantías. No obstante, no siempre es el mejor momento

para llevar a cabo este tipo de operaciones con las suficientes garantías.

Con carácter histórico, la concesión de una línea de crédito siempre ha sido un aspecto

que ha estado muy relacionado con la necesidad de enfrentarse a diferentes trámites 

administrativos que suponían un largo tiempo de espera.

No obstante, mediante la irrupción de los préstamos rápidos online el paradigma ha

sido modificado de manera considerable. Imprimiendo importantes ventajas de cara

al usuario final. Especialmente en lo relacionado con unas mejores condiciones de

contratación y una reducción de los tiempos de espera.

La agilidad, su principal seña de identidad

Como ya hemos mencionado en la introducción, son muchos los factores que han

incidido de manera directa en el crecimiento de este tipo de empresas, cuyas condiciones

y rasgos principales pueden consultarse en el portal de la Asociación Española de Banca Privada.

 No obstante, ha sido la agilidad y la sencillez de llevar a cabo toda la tramitación uno de los

principales factores que ha ayudado a impulsar este negocio.

La principal característica de este tipo de productos financieros es que se gestionan

íntegramente a través de internet. Prescindiendo en todo momento de complejos

trámites administrativos y de la necesidad de llevar a cabo cualquier cuestión que

no resulte estrictamente necesaria.

De este modo, se ofrece la posibilidad de tramitar un préstamo de dinero con la

opción de que pueda ser aprobado el mismo día de la petición y transferido a la cuenta

bancaria pertinente en cuestión de horas. Una situación bien diferente a la que

encontraríamos en la banca de corte tradicional.

Para poder imprimir la máxima rapidez en todo el proceso de tramitación, se ha redefinido

por completo el flujo de trabajo que había que llevar a cabo para solicitar este tipo de productos.

Por ello, toda la operación se tramita en una misma solicitud. En el que la

persona de la entidad que recibe la solicitud es la que se encarga de llevar a cabo

de manera íntegra todo el proceso. Sin intermediarios de por medio ni esperas

relacionadas con la aprobación del proceso por parte de un superior.

Una misma operación para recibir la aprobación

Como ya hemos mencionado, es en la misma petición de tramitación cuando la

persona o el organismo interesado en obtener la financiación recibe la aprobación

o denegación del préstamo en cuestión.

En la mayoría de los casos, la gran parte de las empresas que se encargan de ofrecer

este servicio son capaces de proporcionar una respuesta en el acto. O, como máximo,

al cabo de unas pocas horas.

Por lo que es responsabilidad de la entidad bancaria que va a recibir el dinero el tiempo

de demora en quedar reflejado el mismo en la cuenta bancaria.

La cantidad máxima a solicitar: en función de la entidad

Durante los últimos años, el paradigma de empresas crediticias ha cambiado

considerablemente. Por esta razón, actualmente existe una amplia oferta de compañías

que se dedican a la concesión de este tipo de préstamos, cada una de ellas con sus

condiciones particulares.

No obstante, gracias a la aparición de comparadores online, obtener una visibilidad general

acerca de las mejores opciones que existen actualmente resulta mucho más sencillo que nunca.

En la mayoría de los casos, la cantidad máxima oscila en torno a los 3.000€.

No obstante, dependerá de la entidad por la que nos decantemos y de las

características del solicitante la capacidad máxima a la que es posible optar.

Cumplir con los plazos, clave para minimizar los intereses 

Como ocurre con las entidades bancarias, la concesión de un préstamo

queda vinculada a la necesidad de hacer frente a una serie de intereses con la entidad en cuestión.

Es importante acordar con cada compañía una cantidad de plazos que permitan

tener la seguridad de que va a ser posible llevar a cabo el cumplimiento de los plazos

 de manera puntual. Puesto que esta será la única forma de evitar una penalización.

Los intereses por demora pueden suponer un importante contratiempo, aumentando

considerablemente la cantidad total a devolver a la entidad.

Las empresas especializadas en la concesión de créditos rápidos se han posicionado

como una de las opciones más populares a la hora de solventar un problema puntual de liquidez.

En la facilidad de llevar a cabo todo el proceso de solicitud, unido la flexibilidad que

queda latente en todo el proceso, encontramos dos de los motivos principales para

garantizar el mejor escenario posible en el momento de llevar a cabo cualquier solicitud.

Recibe las noticias de Somos Malasaña

Subscríbete a nuestra newsletter o síguenos en FacebookTwitterInstagram Telegram

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Malasaña


Somos Malasaña es un proyecto de periodismo local independiente asociado a

eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca.

Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más

comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es

y destina una parte de tu cuota a Madrid – Somos.

%d bloggers like this: