Saltar al contenido

Los préstamos rápidos online, cada vez más confiables para los españoles

04/06/2021

El último año ha sido muy duro para muchas familias españolas que han visto como la economía ha vuelto a entrar en un período de crisis debido a la crisis sanitaria del coronavirus y sus consecuencias en muchas empresas.

http://bit.ly/2T9dQ34
17 / 100
6

El último año ha sido muy duro para muchas familias españolas que han visto como la economía ha vuelto a entrar en un período de crisis debido a la crisis sanitaria del coronavirus y sus consecuencias en muchas empresas.

Es por este motivo que muchas personas han tenido que recurrir a préstamos rápidos online y poder hacer frente a situaciones imprevistas. En este sentido, este tipo de producto financiero está cada vez más extendido en nuestro país. En este artículo explicamos qué son, quien los concede y cómo conseguirlos.

Una fórmula que crece año a año

Como decimos, los préstamos rápidos están de moda en España  porque han permitido a muchas personas y familias hacer frente a imprevistos económicos de manera efectiva y, como su nombre indica, rápida.

Estos préstamos son, en general, concedidos por entidades financieras diferentes de los bancos, pero que operan con total legalidad en nuestro país, siendo completamente fiables. En algunos casos, son algo más caros, a nivel de intereses, que los créditos bancarios, pero lo cierto es que cada vez son más accesibles porque la competencia en el sector ha contribuido para el bien del consumidor, llegando a ofrecer préstamos rápidos online incluso sin intereses en páginas como Wannacash.es.

Basta echar un vistazo al comparador de préstamos Ipayday.es para darnos cuenta de la gran oferta que podemos encontrar y que pueden ajustarse a nuestras necesidades.

Qué es un préstamo rápido

Los préstamos rápidos permiten conseguir dinero de manera urgente, sin excesivos requisitos y, por el hecho de hacerse online, pueden solicitarse desde cualquier lugar, sin necesidad de desplazarse a una oficina.

El dinero está disponible en unas horas. En muchas ocasiones no es necesario aportar la nómina. Obviamente, ese dinero tendrá que devolverse en unos plazos, al igual que en un préstamo convencional.

Ventajas de los préstamos rápidos

Suelen ser bastante flexibles en cuanto a los requisitos de solvencia que exigen al solicitante, incluso, como se ha dicho, puede no ser necesaria la aportación de una nómina. También, el hecho de que la tramitación sea online también hace de ello una ventaja. Además, esta tramitación es muy sencilla, requiere poca documentación y, como hemos dicho, desde su concesión, hasta el ingreso de dinero, el plazo es muy pequeño. La solicitud puede hacerse en cualquier momento del día y de la semana para ser tramitada.

En cada vez más ocasiones, los préstamos sin nómina no limitan la finalidad a la que quiere destinarse el dinero, de manera que no habrá que justificar a la entidad para qué quiere el usuario al dinero, ni aportar documentación al respecto.

A diferencia de muchas entidades bancarias, en este tipo de préstamos no es necesaria ni la apertura de una cuenta en la entidad financiera, ni tampoco la contratación de otros servicios, como alarmas o seguros del hogar o de salud para contratarlos. Basta con la cuenta corriente con la que actualmente trabajamos para su contratación y será ahí en donde se nos ingrese el dinero.

Cómo solicitar este tipo de préstamos

La mayoría de empresas que conceden estos préstamos los ofrecen a través de páginas web de uso muy sencillo e intuitivo y los trámites pueden hacerse, como se ha comentado, en cualquier hora del día.

En primer lugar, deberemos indicar el importe que queremos solicitar, valorando con la mayor exactitud posible el dinero que necesitamos. Recordemos que, en muchos casos, los intereses son algo mayores y, de esta manera haremos que los intereses sean los adecuados. Asimismo, también debemos indicar los plazos en los cuales queremos devolver ese préstamo. En este sentido, es muy importante que tengamos claras nuestras posibilidades reales para los pagos.

Una vez veamos los costes de ese préstamo y seamos conscientes de que vamos a poder cumplir con todos los requisitos, únicamente tenemos que solicitarlos. Una vez aprobada la solicitud, la entidad le pide al usuario la documentación necesaria que puede enviarse online. El préstamo ya está listo para abonarse en cuenta.

Cuidado con los fraudes

El éxito de este tipo de productos está causando que muchos desaprensivos lo aprovechen para estafar a muchas personas. Es preciso que seamos cautelosos para no ser víctimas de un fraude.

Dentro de los fraudes más comunes en España podemos encontrar el pishing, una técnica mediante la cual el estafador quiere robar nuestros datos privados y se puede realizar mediante correos electrónicos que simulan entidades bancarias o financieras, redes sociales e, incluso, llamadas telefónicas. Suelen solicitar datos bancarios o tarjetas de crédito.Es muy posible que recibamos un correo por el cual se nos indique que se nos concede un préstamo y que debemos indicar nuestros datos. Es muy importante saber que, si no hemos solicitado un crédito o no lo necesitamos, no respondamos a este tipo de correos. El nuestro es uno de los países en donde más fraudes de este tipo se producen.