Saltar al contenido

Lo básico que necesitas saber sobre los préstamos rápidos

08/06/2021
https://adpgtr.com/click/5c17245b6c42604774461163/126450/219234/subaccount
25 / 100
Lo básico que necesitas saber sobre los préstamos rápidos
Lo básico que necesitas saber sobre los préstamos rápidos

La mayoría de las personas en España atraviesan por situaciones financieras que no se esperaban y necesitan una solución inmediata. Es por ello que los préstamos pueden ser una opción eficaz para afrontar las diferentes situaciones económicas que surgen de improvisto.

Funcionan como un mecanismo de ayuda al momento de adquirir bienes e inmuebles, pagar productos y servicios o hacer compras planificadas. Si bien no deberían ser la única opción de financiamiento que utilice una persona, son una herramienta financiera que, bien utilizada, sirve de ayuda para disponer de un dinero extra para cumplir con un objetivo. 

Esto sin olvidar que un préstamo implica una deuda que debe sobrellevarse de forma responsable para no caer en un bucle de pagos.

¿Cuándo puedes solicitar un préstamo rápido?

Hoy en día, se han convertido en una modalidad que las personas practican habitualmente, por lo que existe un alza de los préstamos y minicréditos. En cualquier momento se pueden pedir préstamos rápidos para sitiuaciones de urgencia que puedan surgir.  Pero ¿cuáles motivos aumentan estas solicitudes? A continuación, se describen las razones más frecuentes:

En caso de emergencias

Según las fuentes oficiales, el motivo principal de los españoles para pedir un préstamo rápido son las emergencias médicas y los imprevistos, tales como, el coche averiado o un electrodoméstico dañado. Cuando ocurren estos acontecimientos y no se cuenta con el dinero suficiente la opción más sencilla y rápida es solicitar un préstamo para cubrir los gastos.

Consolidar una deuda

Son utilizados en ocasiones para pagar otros préstamos porque tengan intereses muy bajos. Además, es una estrategia para evitar la venta de bienes materiales importantes y sobrepasar el límite de tiempo de la deuda. También son una opción fácil y rápida de salir de uno de las deudas más delicadas, el pago de la hipoteca.

Es importante que solicitar este tipo de minicréditos cuando son deudas pequeñas y que no suponen un problema financiero a mediano plazo.

Pagar cursos académicos

Es habitual pagar estudios en España con préstamos porque cubren las cuotas de los cursos, masters o talleres. Son una oportunidad para invertir en el conocimiento y tener mejores oportunidades laborales. Esto se entiende como una inversión porque se aspira a sacarle una rentabilidad profesional y económica en el futuro.

¿Qué considerar para solicitar un préstamo?

Las solicitudes de minicréditos rápidos se relacionan con una situación que debe resolverse con rapidez, aunque antes de adquirir la deuda es prudente considerar algunos aspectos. Lo primero es evaluar si es la solución adecuada, puesto que no siempre son viables y los intereses avanzan con los retrasos en los pagos. Para solicitar un préstamo con responsabilidad y cumplir con los pagos en el tiempo estipulado se analizan las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto dinero necesitas?
  • ¿En cuánto tiempo pagarás el préstamo?
  • ¿Qué tipo de préstamo es adecuado?

La clave es obtener la cantidad de dinero que se necesita a través del préstamo. No es recomendable obtener un préstamo con financiamiento más alto del requerido; el endeudamiento será mayor, al igual que los intereses y comisiones. Por su parte, el plazo máximo para pagar el préstamo es determinante para analizar si es posible cancelar la deuda en el tiempo previsto. El préstamo adecuado es el que se adapte a la situación financiera personal, considerando los tipos de préstamos, políticas y condiciones de la entidad bancaria.

¿Cómo elegir el mejor préstamo rápido?

Ya sea para emergencias, renovar el hogar o adquirir bienes, los préstamos son una responsabilidad a tener en cuanto antes de solicitarlo. Los expertos en finanzas recomiendan que acudir a distintas entidades financieras para analizar las opciones y seleccionar el mejor préstamo rápido. Entre los consejos comunes se describen los siguientes:

Comparar ofertas

En cada entidad financiera es posible consultar sobre los préstamos desde Internet hasta encontrar la opción adecuada. Asimismo, los comparadores de préstamos online facilitan el proceso.

Analizar el tipo de interés

La tasa de interés puede ser fija o variable basándose en el tipo de préstamo, aunque mayormente las entidades financieras colocan una tasa fija. De esta manera, los clientes asumen el financiamiento sin alteraciones de la deuda.

Comisiones y vinculaciones

Las entidades financieras aplican vinculaciones de productos a los préstamos y algunas cobran comisiones por pagos anticipados. Lo ideal es evitarlo porque puede encarecer la deuda por encima de los intereses.

Obtén préstamos rápidos con responsabilidad

Al momento de requerir un préstamo rápido se debe elaborar un presupuesto para controlar los gastos. Ayuda a identificar las compras mensuales, pagos de facturas y la cantidad destinada al ahorro para enfocar el objetivo final: pagar la deuda en el plazo máximo.

También es conveniente negociar los intereses y comisiones, si el historial de crédito es posible conseguir una reducción de la tasa de interés. Por último, eliminar los gastos superfluos es una manera de cancelar una deuda crediticia con mayor facilidad.

FUENTE