La importancia de los préstamos personales para los ibicencos

Comenta y comparte LEER MAS

0TuitéaloWhatsappMás grandeMás grandePrint

Es innegable que poco a poco va reactivándose la economía en toda España. Sin embargo, debido

a las restricciones que hubo durante varios meses, así como a la nueva normalidad establecida

actualmente, es comprensible que Ibiza sea uno de los lugares más afectados.

Muchos ibicencos se han encontrado repentinamente con facturas que no podían pagar.

Para este tipo de situaciones se agradece disponer de una alternativa financiera como la

de los préstamos urgentes.

De hecho, los propietarios de viviendas que alquilaban principalmente durante los meses de julio

, agosto y septiembre han visto reducidos sus ingresos de manera drástica. Algo similar sucede

con hosteleros y demás gremios que subsistían a base del turismo.

En próximas líneas detallaremos por qué los créditos, sobre todo los concedidos en escasas horas,

están adquiriendo tanta trascendencia en nuestra isla.

Inmediatez

Si bien es cierto que determinados expertos llevaban tiempo avisando de la posibilidad de que la

pandemia traspasase las fronteras orientales, pocos ibicencos lo vieron venir. Ello les ha llevado a no

DEJA TU EMAIL
DEJA TU EMAIL

tener ingresos temporalmente, puesto que el turismo era cosa del pasado.

Sin viajeros que se alojasen, consumiesen y en definitiva disfrutasen de nuestra mágica isla, iban incrementando

las dudas en referencia a lo económico. Hasta que llegaba la realidad: un impago. De hecho, a día de hoy multitud

de ibicencos se siguen viendo inmersos en este tipo de situaciones tan negativas.

Evitarlas es posible optando por los préstamos urgentes. Las entidades crediticias son conscientes de que tanto

los habitantes de Ibiza como quienes residen en el resto de España necesitan liquidez cuanto antes. Es por ello

que han reducido al máximo los tiempos de espera para la concesión de sus soluciones financieras.

Créditos en 15 minutos

Ya de por sí hace escasos años era factible obtener un crédito en cuestión de un día o dos. Sin embargo,

en la actualidad bastan pocas horas e incluso tan solo quince minutos. ¿Cómo es posible? Ello es fruto

de varios aspectos, resumiéndose el primero en la disponibilidad de mayor plantilla en comparación con antaño.

Incluso si tu necesidad de dinero es de cantidades elevadas, también puedes obtener los

 mejores préstamos personales sin necesidad de esperar varios días a que el banco o financiera privada

te comunique la aceptación o no de tu solicitud.

Gracias precisamente al aumento de la demanda, las compañías crediticias se han visto capacitadas para

 incrementar las contrataciones de personal. En efecto, todo lo contrario que ha sucedido con la inmensa

mayoría de empresas, las cuales se vieron obligadas a acogerse a los famosos ERTE.

Contar con un equipo tan amplio da pie a que sea viable ofrecer un servicio 24 horas que permanece siempre

accesible. Sea cual sea el momento en el que le surja una necesidad económica a cualquier ibicenco, basta con

rellenar un formulario para recibir el dinero de inmediato.

Hablando de formularios llega el momento de abordar otra clave que ha hecho posible tal nivel de inmediatez: 

la evolución tecnológica. ¿Recuerdas los tiempos en los que había que desplazarse para pedir un préstamo?

Esta acción ya es historia. Algunos bancos siguen ofreciendo dicho servicio presencial, pero la mayoría de clientes

de las islas optan por realizar la operación vía online.

No importan las posibles morosidades

Desde hace aproximadamente una década las entidades prestamistas están trabajando en algo de suma importancia.

Nos referimos a ofrecer sus respectivas soluciones financieras a la práctica totalidad de clientes que las solicitan

. El rango de edad se ha ampliado drásticamente, mientras que se fueron reduciendo las limitaciones aplicadas.

Una de ellas es la de la morosidad. En tiempos anteriores era imposible conseguir préstamos baratos si tu nombre

estaba presente en listados como los de RAI o ASNEF. Esta clase de documentos acostumbraban a ser consultados

por los prestamistas cada vez que alguien les solicitaba un crédito.

El motivo era claro: asegurarse de que el riesgo de futuro impago era bajo. Si veían al potencial cliente en la lista

de morosidad optaban por denegar la solicitud. Todo lo contrario sucede hoy en día. Y es que comprensiblemente

bastantes ibicencos han acabado debiendo dinero a compañías telefónicas, de seguros u otros tipos.

Una mancha en el historial de esta clase antiguamente se traducía en decir adiós a los préstamos personales,

pero a día de hoy cada vez es aplicada en menor medida dicha restricción por parte de las empresas crediticias.

Tanto es así que algunas directamente ni siquiera consultan RAI o ASNEF.

Nóminas o avales

Algunas han optado por plantear otros tipos de garantías, ejemplificándolo la presentación de una nómina.

Sin embargo, optando por ciertos créditos es posible obtenerlos incluso sin tener trabajo ni aval de ningún tipo.

Hasta hace no muchos años era del todo impensable, pero hoy en día es una realidad.

Poner en orden la situación económica de una familia no es en absoluto complicado en pleno 2020. Incluso

si nunca antes se ha recurrido a una solución financiera de este tipo existe la posibilidad de solicitar la primera

de todas sin intereses de ningún tipo. Así pues, la cantidad a devolver en un futuro es la misma que la inicialmente prestada.

%d bloggers like this: