La banca del presente: ¿qué préstamos puedo pedir online?

El confinamiento ha hecho que todas las gestiones se tengan que hacer por internet

La banca digital ha vivido un impulso con el coronavirus

La banca digital ha vivido un impulso con el coronavirus // Pixabay

El coronavirus ha revolucionado todos los sectores y también ha traído cosas buenas. El proceso de digitalización en las empresas españolas se ha visto impulsado. También el del sistema financiero, que aunque ya llevaba implementado y desarrollado, el confinamiento le ha potenciado para que los consumidores puedan hacer todas las gestiones desde su casa. Desde hacer una transferencia hasta pedir un préstamo. 

NOTICIAS RELACIONADAS

LEER MAS AHORA

Hipotecas en tiempos de COVID-19: ¿es buen momento para pedir financiación?

¿Cómo atraer clientes? Abrirse a la venta online puede salvar tu negocio

La gran mayoría de las entidades ofrecen productos 100% online, que en algunas ocasiones tienen otro tipo de ventajas. Pero parece que da más respecto pedir un préstamo online, pero el usuario puede contratarlo 100% online en muchos bancos. En BBVA se realizan de media digitalmente unas 20.000 contrataciones al mes de financiación para particulares y unas 27.000 contrataciones digitales con destino el segmento pymes y autónomos, “aunque durante los meses del confinamiento se ha reducido la demanda del crédito”, tal y como señala Ana Pitarch, responsable de Clientes Particulares de BBVA en España

BBVA ofrece el préstamo online para empresas y particulares, el anticipo nómina, la cuenta de crédito para pymes y autónomos, e incluso un anticipo de la facturación de su TPV, entre otras opciones. Para acceder a la financiación online, los usuarios, clientes o nuevos clientes, pueden hacerlo a través de la web o la app de BBVA, y BBVA Net Cash para las empresas.

En el caso de Bankia se hace, de manera exclusiva, en Bankia Online y en la App Bankia. Fuentes de la entidad explican que la contratación del Préstamo On se realiza mediante acceso previo al simulador de préstamos personales, “permitiendo obtener al cliente descuentos en la comisión de apertura y en el tipo de interés si la finalidad del crédito es sostenible”. 

Además de ser un proceso digital, el cliente tiene a su disposición durante toda la operación a un gestor experto de Bankia para asesorarle en cualquier cuestión. Periódicamente Bankia lanza ofertas de préstamos preconcedidos basadas en procesos “one-click”, Simplemente con la aceptación de la oferta, el cliente formaliza y desembolsa online en menos de 3 minutos.

Por lo que respecta a cómo evalúan al cliente, ambas entidades aseguran que se evalúa de la misma manera que a un cliente presencial: se analizan las características del cliente para determinar cuál es la capacidad de pago y en base a ello asignarle un límite personalizado de financiación, disponible de forma online o presencial.

Fuentes de Bankia explican que este tipo de préstamos les sirve para comenzar a implantar ciertos automatismos en el proceso que hasta ahora realizaban los empleados, como son la validación de documentos (para lo que utilizan un motor cognitivo propio basado en inteligencia artificial), la realización de la tarea credit scoring (Sistema de calificación que otorga o no la concesión del crédito en base a determinadas variables) y la obtención de la instancia de riesgo que aprueba la operación. Además, se elimina el informe de la evaluación de la operación que en otros préstamos es obligatorio que redacte el empleado de la oficina.

Ana Pitarch, responsable de Clientes Particulares de BBVA en España, explica que el cliente debe registrarse en la web del banco o en la app móvil y ya se le informará sobre su límite de financiación y cómo sería el proceso. No obstante, las personas que no sean clientes también pueden solicitar un préstamo online “gracias al servicio de agregación de información de cuentas, BBVA puede analizar y valorar la situación financiera de un no cliente en el proceso de solicitud del préstamo online de cara a su aprobación”, apunta.

FIARSE DE UN TRÁMITE DIGITAL

Las operaciones online son 100% seguras, tal y como señalan desde las entidades. En el caso de Bankia, la tramitación del préstamo se gestiona a través del sistema de tramitación de activo del banco, donde se canalizan el resto de los productos de financiación. “Lo que hemos hecho ha sido poner al cliente el proceso en sus canales digitales. Y para ello ha sido necesario abordar una compleja labor de creación y conexión de diferentes herramientas”, explican desde Bankia.

En Bankia se ha creado un centro específico dentro de la Dirección de Multicanalidad, compuesto por asesores financieros y un director para asesorar y acompañar al cliente si lo solicitase durante todo el proceso de tramitación del préstamo. 

Bankia cuenta con conexión cifrada, por la que toda la información entre el banco y el cliente se transmite a través de un protocolo seguro que impide que un tercero acceda a ese flujo de información. Asimismo, tiene un control de operativas: En Bankia se realiza una monitorización continua de los sistemas y redes para hacer un seguimiento inmediato. También tienen la clave de acceso y firma para realizar operaciones. Finalmente, cuentan  también con sistemas antimalware y antiphishing, para proteger las cuentas del cliente de posibles amenazas.

“La seguridad es una prioridad para BBVA”, asegura Pitarch y explica que existen procesos de monitorización de las sesiones para anticiparse a posibles operaciones sospechosas y se dispone de un sistema de alertas y notificaciones para mantener al cliente informado. También es posible solicitar la atención de un gestor.

DIGITAL Y PRESENCIAL, UNIDOS

Banki apunta que el canal online durante el confinamiento ha sido el canal alternativo a la oficina física, llegando a alcanzar altas cifras en producción digital con una gran calidad de servicio. Las altas de nuevos clientes a través de los canales remotos han registrado récord en el mes de junio y muestran un crecimiento del 155% con respecto al mismo mes del año pasado y del 43% en relación con los niveles de cierre del año 2019. 

Este incremento neto del número de clientes digitales se refleja en las ventas digitales, que han aumentado su peso un 38,2% durante el primer semestre en tasa interanual, principalmente en los meses de confinamiento, en los que se ha disparado la utilización de los canales digitales. “Esto ha sido posible porque veníamos trabajando desde hace años con la transformación digital”, aseguran desde Bankia.

Ana Pitarch explica que en BBVA ponen a disposición del cliente todas las funcionalidades en todos los canales, para que sean ellos los que elijan por cual prefieren interactuar. “Muchos clientes interactúan ya con el banco de forma digital y la tendencia será continuar potenciando los canales a distancia”, concluye Pitarch.

A %d blogueros les gusta esto: