Saltar al contenido

Cuándo recurrir (y cuándo no) a préstamos rápidos

03/07/2021
IVA DECLARACIÓN DE RENTA ONLINE
16 / 100

Cuándo recurrir (y cuándo no) a préstamos rápidos

 Coins Coins1COMENTAR

Los gastos imprevistos, el retraso en el pago de los proveedores o la necesidad de hacer frente a una deuda son algunas de las razones por las que una persona decide contratar estos servicios.

Son muchos los motivos que pueden mover a una persona a solicitar un préstamo rápido. Los gastos imprevistos, el retraso en el pago de los proveedores o la necesidad de hacer frente a una deuda son algunas de las razones por las que una persona decide contratar estos servicios.

Dependiendo de la entidad con la que se contrate el préstamo, las condiciones serán unas u otras. Por ejemplo, con CashEddy.es la cantidad máxima a obtener es de 1.000 € y el máximo periodo de tiempo para hacer frente al pago, 90 dias. Así, los préstamos rápidos se diferencian de los créditos o préstamos convencionales en la rapidez tanto de obtención como de devolución. Asimismo, las cantidades que se obtienen en estos servicios son pequeñas, a diferencia de lo que ocurre en las sucursales, en las que los préstamos o créditos suelen ser elevados.

Cómo y cuándo pedir un préstamo

Aunque solicitar un préstamo rápido está al alcance de la mano de muchas personas, no es una opción recomendable para todos. Así, los expertos recomiendan cumplir una serie de requisitos, ya que no podemos olvidar que los préstamos rápidos también deben devolverse.

Disposición de capital

Cuando una persona o empresa solicita un préstamo rápido debe conocer de antemano que, en el momento en el que los plazos cumplan, dispondrá de la cifra de devolución pactada (préstamo más intereses). Esto significa que el préstamo rápido es una opción perfecta para aquellas personas que no puedan posponer más un pago, pero que saben que tendrán el dinero en un par de días o semanas. Si el contratante desconoce si dispondrá de la cifra o no, los expertos recomiendan no recurrir a estos microcréditos.

Lectura y conocimiento de los términos

Antes de solicitar un préstamo es importante leer atentamente las condiciones y conocer cuándo y cómo debemos devolver la cantidad pactada. En algún momento todos necesitaremos un préstamo, pero existen algunas entidades que ofrecen mayores beneficios que otras. Por ejemplo, en algunos casos los intereses permanecen fijos, mientras que en otros serán variables.

Cuándo no recurrir a un préstamo

Al igual que existen condicionantes para solicitar el préstamo, existen otras recomendaciones dirigidas a quienes pretenden solicitar estas ayudas pero no deberían hacerlo.

Si dispones de otros préstamos

Los préstamos rápidos son soluciones perfectas para aquellas personas que no disponen de un capital determinado en este momento. Sin embargo, no es recomendable acumular préstamos, ya que de este modo acumularemos intereses y acabaremos por no poder pagar alguno de ellos.

No accederás a capital a corto plazo

Ya hemos comentado que los microcréditos se devuelven en un plazo corto en comparación con los créditos o préstamos convencionales. Por ello, debemos asegurarnos de que, en mayor o menor medida, tenemos acceso a cierto capital. Esto significa que, si una empresa o particular lleva meses sin obtener ganancia alguna, un préstamo rápido no va a solucionar el problema.

No entiendes los términos

Si no acabas de comprender en qué consiste un microcrédito o cómo funcionan los préstamos rápidos, lo mejor es que recurras a algún especialista que te explique antes de tomar una decisión desacertada. Lo importante es que tengas claros los términos para, a partir de ahí, decantarte por una opción.