Crea un banco de préstamos de portátiles

El alcalde, Miguel Chavarría, y la concejala, Susana Cazorla, con los representantes de la entidad bancaria, en la firma del convenio./LP
El alcalde, Miguel Chavarría, y la concejala, Susana Cazorla, con los representantes de la entidad bancaria, en la firma del convenio. / LP

Los dispositivos van dirigidos a las personas mayores y con diversidad funcional, usuarias de Servicios Sociales

Desde los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Alboraya se ha puesto en marcha una iniciativa destinada a acercar las nuevas tecnologías a las personas sin acceso a ellas, como medida para evitar el aislamiento social, después de que la pandemia haya puesto en evidencia las diferencias sociales creadas por la brecha digital.

CaixaBank y la Fundación La Caixa colaboran con el consistorio en el desarrollo de ‘Sinopsis 3.0, conectando hogares’, un proyecto que consiste en crear un banco de tablets y ordenadores portátiles para prestarlos a personas usuarias de servicios sociales, que no disponen de recursos informáticos. El objetivo es hacer frente a la brecha digital y que sus destinatarios puedan seguir con las rutinas de las actividades llevadas a cabo en el municipio.

La firma del convenio contó con la presencia del alcalde, Miguel Chavarría Díaz; la concejala de Servicios Sociales, Susana Cazorla Martí; y María David Murciano, coordinadora de Bienestar Social; junto con los representantes de la entidad financiera.

Los beneficiarios de este banco tecnológico serán los participantes en el taller de estimulación cognitiva, que son personas con diversidad funcional, y el de integración de Mon Gran, para mayores, que se organizan desde el departamento, además de cualquier otras persona que reúna los requisitos para acceder a esta prestación social.

Desde el consistorio explican que será una actividad permanente, ya que el objetivo es poder disponer y hacer uso de las tableta y portátiles siempre que se solicite, tanto para las actividades expuestas anteriormente como nuevos proyectos que puedan surgir.

De este modo, el banco tecnológico se podrá proporcionar para solventar aquellas situaciones de aislamiento creando una conexión con el exterior, intentando evitar en la medida de lo posible la ruptura de sus actividades diarias. En otros casos los dispositivos se utilizarán para el desarrollo de los talleres fomentando su familiarización con ellos y, al mismo tiempo, dando una mayor calidad y reduciendo la brecha digital.

La iniciativa ha partido de los Servicios Sociales, y además, se ha previsto ofrecer formación a las personas que no estén familiarizadas con estas tecnologías en una sala proporcionada por el Ayuntamiento. El material informático se coste gracias a la colaboración de CaixaBank y la Fundación La Caixa, y el consistorio se hará cargo de los costes relacionados con el acceso a Internet, el mantenimiento de los dispositivos y el personal encargado del banco y la formación para el uso

%d bloggers like this: