¿Cómo y por qué solicitar un préstamo rápido online?

La crisis económica de nuestro país en el año 2008 provocó una serie de consecuencias de enorme calado para los consumidores. Una de las más perjudiciales fue el endurecimiento de los bancos a la hora de conceder préstamos a particulares y empresas. Los requisitos de solicitud llegaron a ser inaccesibles para muchos usuarios, que tuvieron que buscar soluciones de financiación alternativas. 

En este contexto, y gracias al uso generalizado de Internet y las nuevas tecnologías, surgió hace unos años un modelo de negocio que se ha convertido en la mejor alternativa a los préstamos de las entidades bancarias. Se trata de los préstamos online, un producto con el que puedes disponer de una cantidad de dinero rápida y al instante en tu cuenta corriente de forma online y sin necesidad de moverte de casa. 

¿Qué son los préstamos rápidos online?

Los préstamos rápidos online son una fórmula de financiación a la que pueden tener acceso tanto empresas como particulares. Un crédito que se concede en un corto espacio de tiempo (apenas unos minutos dependiendo de la entidad) por medio de una sencilla solicitud y sin apenas papeleos. 

Las entidades privadas que conceden este tipo de préstamos son capaces de atender y aprobar tu solicitud en solo unos minutos, lo que supone una diferencia notable con respecto a los préstamos de las entidades bancarias. También es cierto que las cantidades varían y son mucho menores que las que se suelen solicitar en los bancos.

Además, los préstamos rápidos online se gestionan a través de Internet, lo que significa que no es necesario moverte de casa para solicitarlos y tampoco necesitarás realizar papeleos, ya que la verificación de los datos se realiza mediante herramientas online por medio de la cuenta bancaria o a través de firma digital.

¿Cómo solicitar un préstamo rápido online?

Solicitar un préstamo rápido online es muy sencillo y se tarda un par de minutos es realizar. Puedes, en primer lugar, acceder a la web de Teleprestamos para comparar los mejores préstamos online que tienes a tu disposición en la red. Así no tendrás que ir buscando en cada página cuáles son las condiciones de cada entidad, y de esta forma podrás ahorrarte mucho dinero en intereses, ya que podrás acceder al préstamo rápido que más se adapte a ti. 

Una vez tengas la entidad que te ofrece el crédito más adecuado a tus necesidades, puedes entrar en su página y gestionar el préstamo rápidos. Tan solo tendrás que indicar la cantidad de dinero que deseas, el plazo de devolución y rellenar una solicitud con tus datos personales y bancarios. 

Dependiendo de cada entidad, es probable que necesites enviar algún tipo de documentación. Sin embargo, el papeleo no es nada complejo. A lo sumo, lo único que deberás mandar será tu DNI para verificar que eres español y algún recibo en el que se pueda comprobar que resides en España. 

Tras esto, la entidad estudia tu caso y en unos minutos aprobará tu solicitud (el índice de aprobaciones es muy elevado). Por último, te enviarán un correo electrónico o un mensaje de texto al móvil para confirmarte que han enviado el dinero a tu cuenta. Solo tienes que esperar la transferencia para que se haga el pago. 

Por cierto, al utilizar un comparador de préstamos también puedes descubrir las entidades que te ofrecen un primer crédito gratis. Esta oferta es más que interesante, ya que podrás solicitar tu crédito sin tener que pagar intereses. Quiere esto decir que si solicitas a una entidad por primera vez 300 euros, al cumplirse el plazo de devolución solo tendrás que pagar esos 300 euros. 

¿Por qué solicitar un préstamo online?

Acabas de ver que pedir un préstamo online es muy sencillo. Pero, ¿por qué se suelen pedir este tipo de préstamos? Pues lo cierto es que cada persona puede tener sus propias razones, pero hay algunas que son más habituales que otras. 

Una de las razones más habituales por las que pedir un préstamo rápido online se debe a la necesidad de afrontar unos gastos imprevistos. La avería de un electrodoméstico, una reparación en el coche, algún desperfecto en el hogar. Hay mucha gente que vive al día y un gasto de este tipo puede suponer mucho. Poder disponer de dinero rápido en la cuenta para afrontar esta situación es una de las mejores soluciones. 

Hacer unas reformas en casa, darse el capricho de un viaje o unas vacaciones, pàgar los estudios o afrontar los gastos relativos de una boda, un bautizo o una comunión son también razones por las que se suele solicitar un crédito urgente online. También son de gran ayuda estos mini préstamos en épocas del año en donde el presupuesto parece que no da más de sí: Navidades, vacaciones, la vuelta al cole, etc. 

Hay entidades, por ejemplo, que ofrecen préstamos online para aquellos emprendedores y/o autónomos que quieran iniciar o impulsar sus proyectos. Entre estas empresas está Vivus, con la que puedes conseguir dinero en solo 15 minutos y sin necesidad de presentar nómina u otro aval. Además, el primer préstamo que ofrece es gratuito pudiendo conseguir este préstamo sin intereses ni comisiones hasta 300 euros. Una vez que hayas devuelto este primer préstamo, podrás conseguir hasta 1000 euros siendo la solicitud más sencilla, ya que las entidades financieras de préstamos rápidos permiten más facilidades a sus clientes que hayan devuelto un préstamo de forma corecta. 

En definitiva, los préstamos rápidos online son un producto en auge y que está de moda. Cada vez son más los usuarios y empresas que hacen uso de este servicio para obtener financiación y liquidez. Nunca fue tan sencillo poder obtener dinero para afrontar tus gastos. Y, además, sin tener que reunir muchos requisitos, sin apenas papeleos y en un plazo de concesión de solo unos minutos. El principal problema que tienen es que los tipos de interés son muy altos, debido a que las entidades financieras tienen que asumir mayores riesgos al no pedir apenas requisitos, siendo el índice de morosidad alto en estos momentos.

%d bloggers like this: