Saltar al contenido

Cómo solicitar un préstamo sin intereses: novedades en los créditos financieros

11/08/2020
¿"Tienes Deudas"?Siempre Hay (Momentos Buenos Y Malos)

Cómo solicitar un préstamo sin intereses: novedades en los créditos financieros

solicitar un préstamo sin intereses

La solvencia financiera es uno de los aspectos más importantes en nuestra cotidianidad. El dinero que tenemos en el banco determina de manera transversal nuestras acciones en el día a día y, en ocasiones, la propia felicidad. En este sentido, puede llegar el momento en el que necesitemos de un pequeño empujón económico para proyectos de emprendimiento o, por el contrario, solventar un periodo de crisis. Algo en lo que, sin duda alguna, los préstamos sin intereses van a ser nuestra mejor opción.

Préstamos sin intereses, ¿existen realmente?

Muchas personas tienden a creer que es imposible recibir dinero ‘gratis’; sin embargo, estamos hablando de un servicio que ha ganado relevancia a lo largo de los años y seguir ignorando esta realidad es un error que no podemos seguir cometiendo. Porque son muchas las entidades que prueban dicha evidencia y, con la versatilidad online, podemos escoger con absoluta libertad el que mejor se adapta a nuestros objetivos en particular.

Cuando estamos valorando qué tipo de préstamo es mejor escoger, hemos de tener en cuenta los intereses y las comisiones que nos cobrarán. Estas, por norma general, suelen funcionar a modo de porcentaje, sumándose así a la cifra que tendremos que devolver más adelante. Por suerte, ciertas compañías de créditos, ofrecen la posibilidad de recibir el dinero con un 0% de intereses: tanto en el TIN (Tasa de Interés Nominal), como en el TAE (Tasa Anual Equivalente). Se trata, pues, de un ahorro más que considerable en el proceso de la devolución.

Hablamos de préstamos que, más allá de la cantidad y el plazo para devolverlos, son variables en cuanto al propio servicio. Entre los más destacados, cabe mencionar algunos como los préstamos personales online, los rápidos sin documentos, los orientados a la compra de un coche, el anticipo de la nómina o, entre otras opciones, los preconcebidos. De esta manera, se presenta ante nosotros la posibilidad de seleccionar en base exclusiva al propósito por el que estamos contratando el crédito.

Cada vez son más las personas que, conscientes de esta realidad financiera, se lanzan al mercado a buscar esta modalidad de préstamos. Porque la calidad de los servicios, así como la transparencia con los clientes, son sellos de identidad de los tiempos en los que nos encontramos y no podemos seguir ignorando aquellas prestaciones que giran en torno a la solvencia económica.

Pasos a seguir para solicitar estos préstamos

La rapidez de las entidades de préstamos online se ha convertido en una auténtica revolución que llegó para cambiarlo todo. Ya no es necesario pasar largas colas en los bancos para recibir el dinero en la cuenta, sino que todo se resume a un sencillo procedimiento virtual que podemos realizar desde casa. Además, los requisitos para solicitarlo son realmente bajos; siendo en la mayoría de los casos tener la mayoría de edad y la residencia en España.

Si cumplimos con ello, el siguiente paso será el de encontrar la plataforma adecuada para demandar el dinero deseado. Apoyarse en sitios web informativos y analizar en detalle cada una de las condiciones, en las que el 0% de interés ha de ser el punto de partida, será la mejor manera de afrontar este estudio previo de mercado.

Una vez hemos seleccionado la entidad, habremos de rellenar un formulario online en el que proporcionamos nuestros datos; pudiendo incluso solicitar préstamos exclusivamente orientados a jóvenes. Muchas de estas compañías no exigen presentar nóminas o avales, e ignoran si estamos o no adscritos a listas de morosos como ASNEF.

Lleno el formulario y proporcionada nuestra cuenta bancaria, pueden pasar poco menos de unas horas para recibir el ingreso. Todo depende, como cabría esperar, del tipo de préstamos que hemos seleccionado; no obstante, la posibilidad de hacerlo sin comisiones y percibir el dinero en el acto es una realidad. Estamos hablando de un medio para garantizar nuestro bienestar y esquivar las consecuencias de una crisis económica. 

A %d blogueros les gusta esto: