[…] No es una preocupación nueva que, en tiempos de dificultades económicas, algunos inversores puedan retirarse a sus respectivas redes para financiar lo que consideran seguro y familiar para ellos, y esas redes a menudo no están llenas de grandes cantidades de fundadores negros. […]